Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El fundador de Amazon crea un fondo de 2.000 millones para ayudar a comunidades pobres



Jeff Bezos ha puesto a funcionar su ingente fortuna, esta vez al servicio de la filantropía, un terreno donde no había entrado tan de lleno como otras figuras del mundo corporativo. El hombre más rico del planeta ha anunciado la creación de un fondo dotado con 2.000 millones de dólares (1.710 millones de euros aproximadamente) destinado a ayudar a las familias más necesitas y para financiar la creación de centros de enseñanza preescolar en comunidades pobres de Estados Unidos.
La iniciativa benéfica de Bezos se ha anunciado una semana después que Amazon lograra tocar por primera vez una valoración bursátil de un billón de dólares en Wall Street y en medio de plenas críticas contra su modelo de negocio. El patrimonio del empresario se aproxima a los 164.000 millones, según la cotización de la compañía. Son 65.000 millones más que el de Bill Gates, cofundador de Microsoft y considerado como la segunda mayor fortuna del mundo.
El “Day One Fund”, nombre del fondo, lo lanza junto a su mujer MacKenzie. El matrimonio dice que cree firmemente en el principio de devolver a la sociedad el éxito que le ha dado. El fondo estará dividido en dos ramas, una para destinar el dinero a las familias y otra para la iniciativa académica. Con esta última se pretende crear una red de centros de enseñanza sin ánimo de lucro en las comunidades con bajos ingresos.
Bezos, que además de propietario del diario The Washington Post también es el fundador de la compañía espacial Blue Origin, fue criticado en el pasado por no ser tan filantrópico como los propietarios de otras fortunas, como el propio Gates y el inversor Warren Buffett, el tercer hombre más rico según Bloomberg. El pasado mes de junio ya avanzó algunas líneas de su proyecto.
“Siempre es el día uno”, ha dicho al exponer su iniciativa, “trabajo duro para aplicar esa mentalidad a todo lo que hago”. En este sentido, ha explicado que hace un año pidió consejo para ver cómo llevar a cabo, de una manera efectiva, acciones altruistas. “Nuestras vidas son mejores que las de nuestros abuelos”, afirma, “pero si nuestros bisnietos no tienen vidas mejores que las nuestras, es que algo ha ido muy mal”.
En su declaración ha hecho referencia al trabajo que está realizando Amazon para el desarrollo del planeta o de The Washington Post para preservar la democracia en Estados Unidos. También ha señalado que personalmente ya ha contribuido con varias causas, como la investigación del cáncer, el matrimonio gay, financiar becas para estudiantes universitarios inmigrantes o apoyar candidaturas políticas.
El objetivo de este fondo, ha señalado, es apoyar a organizaciones que atienden a jóvenes familias que tienen necesidades inmediatas sin cubrir, como el acceso a una vivienda, o que pasan hambre. Esta visión está inspirada, añade, en el centro caritativo Mary´s Pace en Seattle. En el caso de la red de centros infantiles, se guiará por las escuelas Montessori para que los niños sin recursos no queden rezagados.