Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Maersk probará una ruta por el Ártico para trasportar contenedores



La empresa Maersk, una de las mayores navieras del mundo, tiene previsto enviar esta semana su primer buque portacontenedores en una ruta Ártica como un experimento de trasporte marítimo alternativo al Canal de Suez. La embarcación Venta Maersk, capaz de transportar 3.600 contenedores y adaptada para navegar por zonas congeladas, partirá cargada de pescado congelado en los próximos días desde Vladivostok (ubicada en el extremo oriental de Rusia) con destino a San Petesburgo, donde está previsto que llegue a finales de septiembre. Otras compañías, como la firma asiática China Ocean Shipping Company (COSCO), están experimentando también con esta ruta, aunque no con contenedores.
El grupo danés había intentando realizar el viaje de forma discreta para evitar confundir a sus clientes, pero el proyecto ha sido difundido por la publicación norguega High North News. La compañía ha confirmado sus planes al diario económico Financial Times, al que ha asegurado que este viaje "de prueba" les permitirá explorar la "viabilidad operativa" del envío de contenedores a través de la Ruta del Mar del Norte y "recopilar datos". "Actualmente, no vemos la ruta del Mar del Norte como una alternativa comercial a nuestra red existente", han añadido.
El 40% de la capa de hielo ha desaparecido tan solo en las últimas cuatro décadas, según expertos de la ONU. Este calentamiento global ha permitido la apertura de nuevas rutas marítimas más baratas y más cortas que conectan Asia, Europa y América.
La ruta del Mar del Norte, que se extiende desde el estrecho de Bering, entre Rusia y Alaska a lo largo del extremo norte de Rusia y hasta su salida cerca de Noruega, se considera un posible rival a largo plazo del Canal de Suez para el comercio entre Asia y Europa. Este camino es transitable alrededor de cuatro meses al año —desde finales de julio a noviembre—, evita unos 7.000 kilómetros y suprime el potencial cuello de botella del Canal de Suez. Sin embargo, aunque puede llegar a reducir el tiempo de viaje entre Asia y Europa de una a dos semanas dependiendo del destino, resulta más cara, ya que necesita rompehielos y las embarcaciones tienen que ser más pequeñas que las que cruzan el Canal de Suez.
La Venta Maersk es parte de una generación de portacontenedores diseñados específicamente para operar en aguas frías y heladas durante todo el año, según informa el diario High North News. Son capaces de navegar en hielo no consolidado de hasta un metro de espesor. Con una longitud de 200 metros y una anchura de 35,2 metros, esta embarcación puede transportar hasta 3.600 contenedores.