Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El BCE alerta del riesgo de que se revierta la reforma de las pensiones en España



El Banco Central Europeo alerta sobre el riesgo de que la reforma de las pensiones se deshaga en España e Italia. "A medio y largo plazo, las proyecciones indican que los costes asociados al envejecimiento supondrán un reto para la sostenibilidad fiscal, y es previsible que surjan riesgos al alza adicionales si se revierten las reformas acometidas anteriormente en los ámbitos de las pensiones, la atención sanitaria y los cuidados de larga duración", señala el eurobanco en su boletín trimestral publicado este jueves.
Y añade: "En algunos países (como por ejemplo Italia y España) parece que hay un alto riesgo de que las reformas de pensiones adoptadas con anterioridad se reviertan. Es más, el riesgo de deshacer medidas podría elevarse para los países que en la actualidad proyectan mayores descensos de las ratios de beneficio de las pensiones. Por otro lado, en estos casos existe el riesgo de que aumenten de forma continua las transferencias sociales si los sistemas privados no consiguen cubrir estas carencias".
Los presupuestos que elaboró el anterior Gobierno suprimían la revalorización del 0,25% y en su lugar recogían una subida general de las pensiones del 1,6%, un incremento para las mínimas del 3% y una mejora de las prestaciones de viudedad. Según cálculos del Banco de España publicados este miércoles, todo ello suponía que este año el gasto en pensiones crecerá un 5% anual en vez del 3% que estaba creciendo después de que la crisis y las reformas de 2011 y 2013 moderasen los ritmos de avance de esta partida, que desde 2008 ha crecido un 46% y que solo en ese año llegó a avanzar a tasas del 8,5%. Es decir, en 2018 el gasto crecerá en 2.000 millones más según las previsiones del banco.
Además, el acuerdo entre PP y PNV postergaba la entrada en vigor del factor de sostenibilidad, que tenía que entrar en vigor en 2019 y que recortaba la pensión inicial en función del aumento de la esperanza de vida.
Por otra parte, en el Pacto de Toledo se alcanzó un principio de acuerdo para que las pensiones se actualizasen con la inflación de nuevo. Aunque el pacto definitivo quedaba postergado porque los partidos no se ponían de acuerdo sobre qué hacer con las revalorizaciones durante los tiempos de crisis.
Relación entre población y edad
El BCE hace estas conclusiones a la luz del llamado Ageing Report, un documento que prepara la Comisión Europea y en el que se estima cuáles serán en el futuro los costes para las finanzas públicas causados por el envejecimiento de la población. Este informe recuerda que en Europa la relación entre la población con 65 años o más y la que está en edad de trabajar aumentará en 20 puntos porcentuales hasta el 52% en 2070. Si no se toman medidas decisivas, podría tener consecuencias negativas para la deuda pública y el crecimiento, señala el estudio del Ejecutivo comunitario. Y los costes relacionados con el envejecimiento se elevarán desde el 26% del PIB en 2016 hasta el 28% en 2040, año en el que habrá mayores presiones sobre las finanzas públicas porque ya se habrá jubilado la generación del baby boom.
En el caso de España, el Ageing Report sostiene que el gasto en pensiones se contendrá y se hará sostenible a fuerza de recortar la tasa de reemplazo de la pensión inicial sobre el último sueldo: esta se desplomará desde el 78,7% del último salario hasta el 53,8% en 2040 y el 45% en 2070. Estos cálculos se hacían con las reformas anteriores en vigor. Pero ahora pueden cambiar. Y por eso el BCE hace sonar las alarmas.