Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Azora quiere salir a Bolsa el 11 de mayo para captar hasta 490 millones



Azora quiere salir a Bolsa el 11 de mayo. La gestora de fondos y activos inmobiliarios (el proyecto más destacado fue la puesta en marcha de la socimi Hispania) pretende colocar el 67,7% de sus acciones en el mercado y, según el folleto aprobado este miércoles en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, a 9,6 euros. Los títulos cotizarán con el código AZR. Con la venta de 47,25 millones de acciones, espera captar unos fondos netos de entre 442,8 millones de euros (que podría llegar a 487 millones si se ejecuta la opción de sobreasignación prevista).
El precio orientativo de la oferta se ha fijado en 9,62 euros por acción. Tras la operación, los actuales accionistas de la firma, Hermanos Bécquer y Baztán, sociedades controladas, respectivamente, por Fernando Gumuzio y Concha Osácar, contarán, en términos agregados, con entre el 32,26% del capital social de Azora.
La oferta se llevará a cabo a través de un proceso de prospección de la demanda. "Durante el período de prospección de la demanda, que se espera comience el 25 de abril de 2018 y finalice el 9 de mayo de 2018 (ambos inclusive), las entidades directoras comercializarán las nuevas acciones entre los inversores de conformidad con, y con sujeción a, las restricciones de venta y transmisión establecidas", señala el folleto aprobado. Hasta un 2,44% de las nuevas acciones se ofrecerán a miembros del consejo de administración del y a un grupo de hasta 50 empleados.
En el folleto, la gestora hace un repaso de la marcha de su negocio. Señala que a 31 de diciembre de 2017, el Grupo gestionaba activos por valor superior a 4.400 millones de euro. Los ingresos del año pasado fueron de 77,6 millones de euros (lo que supone un incremento del 21,38% frente a los 63,9 millones de euro de 2016) y un ebitda de 37,4 millones de euros (lo que supone un incremento del 33,9%). "A la fecha del presente folleto, la sociedad está analizando oportunidades de inversión por un valor conjunto total de 7.400 millones de euros", dice.
Dividendos a partir de 2022
De cara al futuro, la compañía señala que "una vez que el resultado de explotación se haya estabilizado, lo que espera que tenga lugar en 2022", Azora tiene la intención de distribuir dividendos a sus accionistas "de una forma estable y recurrente por un importe al menos equivalente al 50% del FFO generado durante el año natural. El FFO restante que no se reparta se utilizará para financiar nuevas inversiones de la sociedad", señala. "En cualquier caso, la sociedad podrá, en cada momento y a su sola discreción,distribuir dividendos en cantidades menores o no distribuir dividendo alguno", advierte.
Entre sus planes, asegura que está trabajando en la actualidad en extender la duración de sus contratos de gestión, "bien sea con nuevos clientes, bien con los clientes existentes, con el objetivo de alcanzar más de 8.000 millones de euros de activos gestionados en 2022". El objetivo de la sociedad, dice, es obtener una tasa interna de rentabilidad media de entre el 10% y el 13% sobre las inversiones realizadas con capital propio.
Pago por la opa sobre Hispania
La compañía también se refiere en su folleto a la opa lanzada sobre su participada Hispania. El 5 de abril de 2018, Alzette, participada por Blackstone, anunció a través de un hecho relevante que había suscrito un acuerdo con QP Capital y QPB Holdings para adquirir una participación del 16,56% en Hispania y que lanzaba una oferta pública de adquisición por el resto de las acciones.
"Sobre la base de la información disponible en el momento de este folleto, existe incertidumbre respecto de si, después de la liquidación de la Oferta de Blackstone (en el caso de que ésta tenga éxito), el Contrato de Inversión de Hispania se terminará o no (ya que dicha liquidación no implicaría la terminación automática del referido contrato). No obstante, la terminación anticipada del contrato podría dar lugar al devengo de la comisión de incentivo". Recuerda que la propia Blackstone reconoció podía ascender a 173 millones de euros. "Además, la terminación anticipada del contrato de inversión de Hispania también podría dar lugar al pago del total de las comisiones base a las que Azora Gestión hubiera tenido derecho durante la vigencia del contrato", apunta Azota.
No está cerrada la cantidad a recibir, pero sí que "la comisión de incentivo de Hispania, en el caso de que se devengue, será distribuida al 50% entre el grupo y los beneficiarios del Carried Interest de Hispania. "A efectos ilustrativos, en el caso de que la comisión de incentivo que recibiera Azora Gestión ascendiera a 173 millones de euros, el grupo tendría derecho a un importe bruto de 86,5 millones de euros, y un importe neto de 64,88 millones de euros, asumiendo un tipo del 25% de impuesto de sociedades", apunta.
Riesgo político
Entre los riesgos que cita la compañía para advertir a los inversores de hipotéticos contratiempos en sus acciones, cita algunos habituales como que la rentabilidad sea inferior a la esperada o problemas informáticos. al principio de la lista destaca el riesgo político. "Dado que la actividad del Grupo se concentra principalmente en el mercado inmobiliario español, el deterioro de las condiciones macroeconómicas y políticas españolas, así como del propio mercado inmobiliario español, afectará negativamente a la actividad del Grupo", apunta. Además, admite que "no hay certeza de que la Sociedad vaya a pagar dividendos o respecto del importe de dichos dividendos"