Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

La inflación se modera al 0,6 % en enero por la bajada de la luz



El índice de precios de consumo (IPC) registró un incremento interanual del 0,6 % en enero, cinco décimas por debajo de la subida de precios de diciembre del año pasado, que fue del 1,1 %, debido al abaratamiento de la electricidad y, en menor medida, al comportamiento bajista de algunos alimentos.
El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado una décima al alza la inflación que adelantó el pasado 31 de enero, con lo que suma diecisiete meses consecutivos en positivo.
En concreto, los precios de la vivienda registraron un descenso interanual del 2% (frente al alza superior al 1% del mes pasado), debido al abaratamiento de la electricidad, que el año pasado se encareció, y pese al mayor incremento experimentado por el gas y el gasóleo para calefacción.
En cuanto a los alimentos y bebidas no alcohólicas, los precios crecieron el 1,3% respecto a enero de 2017, lo que supone cuatro décimas menos que en diciembre, debido a la estabilidad de los precios de las legumbres y hortalizas, frente al alza de un año antes.
También influyó, aunque en menor medida, que los precios de las frutas descendieron este mes, mientras que se mantuvieron estables el año pasado.
El transporte, por su parte, se encareció el 1,8%, una décima menos que en diciembre, por el menor incremento de los precios de los carburantes.
El único grupo con influencia positiva fue el de las comunicaciones, cuyos precios crecieron el 0,9%, siete décimas por encima de diciembre, debido al encarecimiento de los servicios de telefonía y fax, frente al abaratamiento del año anterior.
Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente se mantuvo en el 0,8%, con lo que se sitúa por encima del IPC general (dos décimas), una situación que no se daba desde noviembre de 2016.
En tasa mensual, los precios cayeron durante enero el 1,1%, sobre todo por el abaratamiento del vestido y calzado, por las rebajas de invierno; y del ocio y la cultura, por los descuentos de los paquetes turísticos.
También contuvieron la inflación la vivienda, por el descenso de los precios de la electricidad y pese al alza del gas y gasóleo para calefacción; y el menaje, por el abaratamiento de los artículos textiles para el hogar y, en menor medida, de muebles y accesorios.
Al alza de los precios tiraron el transporte, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes; y los alimentos y bebidas no alcohólicas, por el aumento de los precios del pescado fresco y pese al descenso de los de la fruta.
El incremento de los precios se moderó en enero en todas las comunidades autónomas, marcando las mayores contenciones en Cantabria (0,4%) y Comunidad Valenciana (0,4%), donde crecieron 8 y 7 décimas menos, respectivamente.
Por su parte, Cataluña (0,9%), Navarra (0,3%) y Canarias (0,8%) experimentaron la menor moderación de la inflación, con solo tres décimas de diferencia respecto al alza interanual de diciembre.
El índice de precios de consumo armonizado —que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro— se situó en enero en el 0,7%, cinco décimas por debajo del registrado el mes anterior.