Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

La concesión de licencias de taxi lleva 20 años prácticamente bloqueada



El sector del taxi está en pie de guerra contra la competencia que entiende desleal de las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) como Uber o Cabify. Se quejan de la proliferación de licencias VTC rompiendo el ratio legal de un permiso VTC por cada 30 taxis tal y como establece la legislación actual. Pero al mismo tiempo, las asociaciones de taxistas defienden a ultranza el bloqueo de la concesión de nuevas licencias de taxi por parte de los ayuntamientos para evitar que se devalúen las suyas. La consecuencia de esa paralización es que desde hace más de 20 años el número de licencias de taxi permanece invariable en las 70.000 en todo el territorio nacional.
El último año no ha sido una excepción, incluso el número de licencias de taxi descendió ligeramente, al pasar de las 70.084 a las 69.972 en julio pasado, siendo la primera vez que se reducen por debajo de las 70.000 en más de 20 años, pese al aumento demográfico y el crecimeinto económico, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística recientemente publicados.
Los taxistas, cuyas principales organizaciones (Fedetaxi, Asociación Cracol, Antaxi, Elite Taxi y la Plataforma TNT) han convocado un paro nacional y una macromanifestación en Madrid para este miércoles, día 29 de noviembre, exigen al mismo tiempo que se paralicen la s licencias de VTC y que no se concedan más del taxi, para que sus títulos no se devalúen.
La razón de esa demanda es la alta especulación que provoca la escasez de permisos y que hace que una licencia de taxi cuyo trámite administrativo apenas cuesta 500 euros se pague en el mercado negro o secundario por más de 150.000 euros.
Los datos del INE son inapelables a la hora de resaltar el estancamiento en la concesión de licencias por parte de los ayuntamientos: En 1997 había 70.561 licencias de taxis, frente a las 70.276 de 2007 y las citadas 69.972 que existen en la actualidad.
Especulación con las licencias
Es decir, que, como denunció la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el informe económico con el que apoyó la demanda ante la Audiencia Nacional contra el decreto de la Generalitat de Cataluña que regulaba las aplicaciones para reservar taxi, ha provocado que "a lo largo del tiempo, las licencias de taxi, que en un mercado competitivo carecerían de valor, se han convertido en un activo con una elevada rentabilidad, superior a la de otro tipo de activos, como los activos bursátiles".
La CNMC señaló que la compraventa de una licencia entre particulares en Barcelona ascendía a 134.115 euros en 2016, con datos de las autoridades municipales. Esta limitación artificial ha provocado que el valor de una licencia en Barcelona se haya cuadruplicado en los últimos 30 años en ese mercado entre particulares.
“El valor de las licencias de taxi en el mercado secundario es la prueba más evidente de las rentas regulatorias de monopolio generadas por una regulación restrictiva que limita la entrada, restringe la competencia en precios, calidad e innovación, transfiere renta de la sociedad a los operadores establecidos en el mercado del taxi, y reduce el bienestar general", señalaba en su informe el regulador, al que los taxistas han declarado también la guerra.
La CNMC defiende que ese oligopolio del taxi va en detrimento de la calidad del servicio, ya que los usuarios del taxi tienen que resignarse a subirse a vehículos con más de 300.000 kilómetros, y estar al capricho del humor del taxista, frente a los coches impolutos de Uber o Cabify cuyos conductores pueden ser calificados a través de Internet por los usuarios.