Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El autocar se apunta también al ‘low cost’



Los usuarios que viajen en autocar a sus destinos vacacionales están de enhorabuena. Las tarifas de gran parte de las líneas estatales de autobuses interurbanos, las de medio y largo recorrido, bajan por un doble motivo. Por un lado, debido a la actualización automática de las tarifas que ha entrado en vigor el 1 de julio. Y, por otro, por las concesiones a la baja que se están haciendo desde hace un año en las líneas que han vencido su plazo de concesión, y había que volverlas a licitar.
En efecto, desde el pasado sábado, las tarifas máximas de los servicios regulares de autocar interurbano se han reducido un 0,2%, de acuerdo con la revisión de carácter general que se realiza dentro del segundo trimestre de cada an?o tomando como referencia el IPC medio del año anterior, en este caso de 2016, que, según el INE, fue del -0,2%.
El artículo 19.3 de la de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) prevé que la Administración revise con carácter general las tarifas de "los servicios públicos regulares interurbanos permanentes de uso general de transporte de viajeros por carretera" en régimen de concesión.
La tarifa de usuario media de las concesiones estatales por viajero y kilómetro alcanza los 0,072322 euros. Las líneas estatales son aquellas cuyo recorrido atraviesa más de una comunidad autónoma, y su concesión y regulación depende del Ministerio de Fomento.
Suman 86 líneas, que explotan varias empresas (Alsa, Avanza, Samar, Socibus, Damas, etcétera), y el volumen global de viajeros transportados en 2016 ascendió a cerca de 30 millones, frente a los 28,5 millones transportados en el ejercicio anterior, según datos de Confebus, la patronal del sector. Desde el año 2007 registran caídas de viajeros por la competencia de otros medios como el tren o el avión. El año pasado fue el primero que vio incrementar los usuarios en la última década.
Pero a esa bajada oficial de tarifas se suma otra mucho más relevante para el usuario fruto de la feroz competencia que hay en el sector y que ha llevado a las empresas a pujar con rebajas de hasta el 50% respecto a las tarifas anteriores. Este es el caso de la líneas entre Madrid-Algeciras, Madrid-Segovia, Alicante-Cartagena-Murcia, Zaragoza-Burgos, Irún-Algeciras o Calahorra-Soria, entre otras.
Para evitar que estas bajas temerarias redunden en perjuicio del viajero por la mala calidad del servicio, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que modificará los pliegos de contratación de las rutas para dar más peso a la oferta técnica y de calidad que a la oferta económica que, actualmente, representa el 45% de la puntuación global. Por el momento, Fomento ha paralizado los concursos para las concesiones que vencen su plazo de diez años, a la espera de la nueva normativa.
Peticiones de Confebus
El presidente de Confebus, Rafael Barbadillo, señala que el sector del transporte por autocar comienza a ver los primeros visos de recuperación tras una larga crisis, gracias a la mejora económica general y al esfuerzo de las compañías. Se han modernizado los vehículos para hacerlos más atractivos al viajero, con sistemas de entretenimiento a bordo, enchufes para cargar los móviles, wifi e incluso catering.
No obstante, se queja de que, frente a las subvenciones millonarias que reciben otros modos de transporte como el tren (con la subvención casi íntegra de la construcción de las vías del AVE), no se invierta en infraestructuras necesarias para el viaje por carretera.
En este sentido, reclama un plan Renove para las 60 principales estaciones de autobús en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Este solo supondría una inversión de 120 millones de euros y beneficiaría a 650 millones de viajeros al año. Y también pide la creación de carriles bus vao reversibles en las principales ciudades para descongestionar el tráfico y hacer más atractivo el autocar.