Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El Popular contiene la caída en Bolsa ante la reunión de Saracho con el BCE



El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, acude hoy a Fráncfort para entrevistarse con responsables del BCE a los que dará cuenta de la situación del banco y de sus planes de futuro, que pasan por una venta a otra entidad o, de no consumarse, una ampliación de capital . El directivo insistirá, previsiblemente, en que el banco es solvente y viable, pese a la sangría en Bolsa que le ha hecho perder casi la mitad de su valor bursátil en cuatro sesiones, las tres últimas con desplomes superiores al 17%. Hoy ha comenzado la sesión ahondando en sus mínimos, con una caída superior al 4%, aunque en pocos minutos se ha dado la vuelta y coge aire a la espera de la reunión de su presidente. Los títulos se cotizan a 34 céntimos, con lo que la capitalización supera por poco los 1.400 millones de euros en Bolsa. El lunes pasado eran 2.700.
Saracho, que viaja a Fráncfort acompañado de su consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, tendrá que explicar muy bien a los supervisores sus planes. Oficialmente, el banco trabaja en paralelo en dos opciones: una "operación corporativa" (venta a otra entidad) o, en caso de que esta no sea posible —las entidades que han mostrado algo de interés, Bankia, Santander y BBVA, no terminan de hacer una oferta vinculante—, una ampliación de capital, que sería la tercera en cinco años. Mientras, el banco va deshaciéndose de inversiones no estratégicas, como Targobank, cuya participación del 49% vendió la semana pasada a la entidad francesa Crèdit Mutuel.
El BCE quiere conocer el minuto y resultado de la entidad, acosada por rumores en los últimos días que no contribuyen precisamente a la alegría en el parqué. Que si las ofertas recibidas son bajas, que si acecha el Mecanismo Único de Resolución (el FROB europeo encargado de rescatar bancos)... Así las cosas, la cotización no ha encontrado respiro en los últimos días, mientras se desploman igualmente sus obligaciones contingentes convertibles (cocos) que se depreciarían si el banco es intervenido.
En la reunión, los responsables de la entidad podrían solicitar al supervisor un refuerzo de su posición de liquidez, en caso de que se viera debilitada por las posibles retiradas de depósitos de la entidad, según informa Europa Press. En mayo, el Popular alcanzó una ratio de liquidez del 146% y cumplía con todos los requisitos regulatorios. A 31 de marzo de este año, los recursos propios de Popular ascendían a 10.777 millones de euros, al tiempo que la ratio de capital total se situaba en el 11,91%.
Para que los posibles compradores decidan, primero tienen que saber con exactitud el estado de las cuentas del Popular. Actualmente, el banco está retasando los activos inmobiliarios de su balance, unos 40.000, para decidir cuánto tiene que provisionar. Según fuentes financieras citadas por EFE, el proceso de valoración estaba el pasado viernes completado al 80% y se conocerá en su totalidad en "unos días".