Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Empleo exigi贸 a las mutuas 142 millones por gastos irregulares de 2006 a 2011



Dietas no permitidas, pagos ilegales a colaboradores, despidos de trabajadores a punto de jubilarse, marisco, alquileres sin justificar聟 Estos son algunos de los conceptos por los que la Seguridad Social reclam贸 a las mutuas de accidentes laborales la devoluci贸n de 142,4 millones de euros de dinero p煤blico en seis a帽os, seg煤n las resoluciones de la Seguridad Social entre 2006 y 2011, a las que ha tenido acceso EL PA脥S.
Las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social son, sobre el papel, asociaciones de empresarios sin 谩nimo de lucro. Se encargan de la atenci贸n de los trabajadores accidentados y de las enfermedades profesionales, para lo que reciben el dinero que recauda la Seguridad Social en forma de cotizaciones. Entre las 20 mutuas existentes 聴hubo m谩s que han ido fusion谩ndose聴, gestionan este a帽o 13.150 millones en cotizaciones, es decir, dinero p煤blico.
Aunque sean asociaciones de empresarios, las mutuas son parte del sistema de la Seguridad Social. Por eso, los interventores del organismo auditan cada a帽o sus cuentas. En esos ex谩menes, como muestra la documentaci贸n a la que ha tenido acceso este diario, fue donde los auditores han hallado esos gastos que no se ajustan a la norma y que las mutuas deben devolver. Los desembolsos van desde la compra de obsequios de Navidad al pago de 聯eventos y servicios de restauraci贸n聰, pasando por 聯exceso de retribuci贸n del gerente聰, para los que no se puede usar dinero p煤blico.
Las reclamaciones m谩s cuantiosas llegan por pago indebido a colaboradores externos, que muchas veces son a su vez agentes de seguros. Est谩 prohibido que las mutuas tengan actividad comercial, es decir, captar afiliados. Los pagos demuestran que s铆 hac铆an esa actividad. Tambi茅n hay reclamaciones por retribuciones excesivas a otros colaboradores con los que s铆 pueden trabajar.
DINERO P脷BLICO GASTADO SIN JUSTIFICACI脫N
Las decenas de resoluciones de la Seguridad Social 聴en total, m谩s de 600 p谩ginas聴 permiten entrar al detalle de los gastos que los auditores censuran a las mutuas. Fraternidad, por ejemplo, gast贸 152.482 euros en pagar un alquiler de un local que 聯ha permanecido vac铆o e inutilizado聰. La Mutua Gallega emple贸 371.554 euros en alquileres 聯por locales sin uso y su mantenimiento聰.
Fraternidad abon贸 12.967 euros en 聯dos viajes a Argentina realizados por el director gerente聰 que la Seguridad Social orden贸 devolver. Uno de los mayores gastos irregulares de esta mutua (2,8 millones) fue por el control de las bajas 聯cuya realizaci贸n no ha quedado acreditada聰. Egarsat pag贸 taxis 聯insuficientemente justificados聰. Varias mutuas usaron dinero p煤blico para pagar los honorarios del despacho de abogados que les defendi贸 de una denuncia.
Desde que finaliza un ejercicio, se audita y la Seguridad Social emite la reclamaci贸n definitiva, pueden pasar tres o cuatro a帽os. Las mutuas recurren por sistema a la Audiencia Nacional, lo que dilata el proceso de devoluci贸n a煤n m谩s. Por ejemplo, el Ministerio de Empleo exigi贸 a Fremap en 2012 que le devolviera 10,7 millones por gastos irregulares de 2006. La mutua impugn贸 la reclamaci贸n sobre 8,5 de esos 10,7 millones. La Audiencia estim贸 una parte peque帽a, y Fremap recurri贸 al Supremo. El fallo definitivo lleg贸 en junio de 2016 y dej贸 intacta gran parte de la reclamaci贸n de la Seguridad Social. EL PA脥S intent贸 recabar la versi贸n de Fremap, sin 茅xito.
La Asociaci贸n de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) asegura que en el periodo analizado la Administraci贸n 聯quiso asemejar a asociaciones de empresarios al sector p煤blico y fue reclamando ciertas cosas que cre铆a que no ten铆an que haberse realizado聰. 聯A d铆a de hoy, todo est谩 totalmente regularizado y se cumple al pie de la letra cada uno de los mandatos de la Administraci贸n. En aquel momento las cosas no estaban claras; ahora todos los informes de auditor铆a del Tribunal de Cuentas y de la Intervenci贸n est谩n aceptados y sin problemas聰, asegura un portavoz.
El an谩lisis de m谩s de un centenar de resoluciones revela que Fremap fue la que incurri贸 en m谩s gastos irregulares (43,5 millones). Por ejemplo, en sus cuentas de 2008, los auditores p煤blicos hallaron gastos en marisco, como desvel贸 este diario en 2014. En la clasificaci贸n por volumen de dinero gastado irregularmente tambi茅n est谩 Mutua Universal, con 23,5 millones de euros; Fraternidad, con 20,1 millones; Asepeyo, con 10,6 millones, e Ibermutuamur, con 9,8 millones.
Diferencias de criterio
Universal, cuya antigua c煤pula est谩 pendiente de un juicio por un fraude de 200 millones, asegura que los ajustes de estos a帽os 聯tienen su origen en discrepancias de criterio聰 entre la Seguridad Social. Fraternidad, por su parte, precisa que ya hay fallos firmes en las reclamaciones que van de 2006 a 2009 y que la cantidad se habr铆a reducido de 19,8 millones a 11,5 millones.
Asepeyo asegura que muchas de las cantidades que les reclama la Seguridad Social est谩n 聯pendientes de resoluci贸n, reclamaci贸n o en los tribunales聰. Su jefe de auditor铆a explica que en 2006 y 2007, a帽os que tienen reclamaciones de 3 y 3,6 millones, respectivamente, el grueso se debe a indemnizaciones por despido de trabajadores prejubilados 聯que supon铆an un ahorro, para la mutua y para la Seguridad Social聰. La Audiencia Nacional acept贸 este argumento para 2006 y redujo la devoluci贸n a 1,1 millones. No lo vio as铆 para 2007.
Buena parte de lo reclamado a Ibermutuamur corresponde a pagos a colaboradores. La mutua se escuda en una diferencia de criterio: 聯Las mutuas se guiaron por el Registro P煤blico de la Direcci贸n General de Seguros para excluir a los colaboradores que tuvieran la condici贸n de agentes de seguros. La Seguridad Social, por su parte, decidi贸 aplicar un criterio m谩s extensivo, la clasificaci贸n de su inscripci贸n fiscal en el Impuesto de Actividades Econ贸micas (IAE)聰.
MC Mutual explica que algunas de las cantidades reclamadas se vieron reducidas tras ir a juicio y llegar a sentencia firme. En 2006, por ejemplo, los tribunales redujeron un 9,5% las cantidades irregulares. En 2007, un 26,7%, y en 2008, casi a la mitad.
El volumen de reclamaciones no se corresponde con el tama帽o de las mutuas. En el caso de Fremap s铆 hay correspondencia, es la m谩s grande, gestiona unos 2.600 millones al a帽o y da cobertura a m谩s de cuatro millones de trabajadores, y es la que tiene reclamaciones m谩s altas. Pero la segunda es la catalana Asepeyo, que en 2015 gestionaba m谩s de 1.800 millones, y aparece en cuarto lugar.