Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Banco Popular pierde 137 millones por las “provisiones inmobiliarias”



Banco Popular ha perdido en el primer trimestre de este año 137 millones de euros, más de lo que esperaban los analistas, tras dedicar 496 millones -un 69,9% más que el año pasado- a provisiones para el negocio inmobiliario y para fortalecer el banco, según ha informado la entidad presidida por Emilio Saracho a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La nota añade que el negocio principal del banco ha reportado un beneficio neto en el primer trimestre de 180 millones, mientras las pérdidas por el negocio inmobiliario en el mismo periodo han ascendido a 317 millones.
La entidad sigue sin ver la luz al final del túnel, ante la persistencia de los números rojos tras cerrar el ejercicio de 2016 con unas pérdidas de 3.485 millones. Todos los márgenes de la cuenta de resultados están a la baja, presenta una rentabilidad negativa, ha sufrido caídas en el volumen de créditos y en el de depósitos, la morosidad se dispara casi hasta el 15%, mientras que el ratio de capital CET 1 fully loaded (de máxima calidad) baja hasta el 4,51% y, por último, la eficiencia (que mide lo que gasta por cada cien euros que ingresa) también empeora hasta el 48,72%.
El único dato positivo es la mayor cobertura de los morosos que, además, han entrado en menor cuantía este primer trimestre. El banco ha realizado nuevas provisiones de 496 millones, que han lastrado toda la cuenta, pero ha elevado el ratio de cobertura total hasta el 45,2%. El objetivo de la entidad es alcanzar, al menos, el 50%.
El banco asegura que en los tres primeros meses de 2017 ha llevado a cabo una reducción neta de los activos improductivos por importe de 569 millones, "lo cual supone un cambio de tendencia muy positivo" en la gestión del negocio inmobiliario. "También las recuperaciones de créditos a morosos han evolucionado de forma muy favorable, alcanzando la cifra de 996 millones, por lo que las entradas netas en mora descienden en 304 millones", añade la comunicación a la CNMV.
Según el informe a la CNMV, la contratación de crédito en el prime trimestre alcanza los 4.770 millones de euros, en gran parte (61,8%) concedido a pymes y autónomos.
En los últimos meses ha afrontado la marcha de su anterior presidente tras presentar pérdidas millonarias, la dimisión del consejero delegado y la revisión de sus cuentas de 2016 porque admitió que había provisiones mal reflejadas. A primeros de abril Saracho anunció que la entidad está "abocada" a una nueva ampliación de capital —la cuarta desde 2012— y no descartó una fusión para garantizar la supervivencia del banco. El presidente anunció la necesidad de nuevo capital por valor de varios miles de millones (en el mercado se espera que pueda estar entre los 3.000 y 4.000 millones, dependiendo lo que se obtenga por la venta de algunos negocios) que se sumará a los 5.400 millones de euros que el banco ya ha requerido de sus accionistas desde 2012.