Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El Gobierno aumenta el crédito al I+D pero recorta las subvenciones



El Gobierno ha elevado un 4,1% la partida destinada a la Investigación, Desarrollo e innovación civil. Según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 presentado este martes en el Congreso, esta rúbrica alcanzará este año los 6.029 millones frente a los 5.793 millones presupuestados en 2016. Si en el ejercicio pasado se destinó un 1,6% de los Presupuestos del Estado a I+D, este año se dedicará un 1,8% de lo que gasta el Estado.
En principio, parece una buena noticia para un sector considerado capital a la hora de apuntalar la competitividad y modernizar la economía. Sin embargo, esta partida esconde un cambio en la composición bastante relevante. El Ejecutivo engorda la dotación de créditos un 9,2% hasta los 3.583 millones de euros. En cambio, las subvenciones y el resto de gastos directos se recortan un 2,6% hasta los 2.466 millones. O dicho de otro modo, se aumentan los préstamos mientras que el desembolso nominativo cae. Y este cambio, que lleva operándose desde hace tiempo pero que se ha acentuado desde que el ministro Luis de Guindos encabeza el Ministerio de Economía, no es inocuo. Implica en realidad un menor gasto, puesto que una parte de este presupuesto de créditos suele acabar el año sin ejecutarse y, por tanto, sin darle uso, en parte por las dificultades de las universidades e instituciones públicas para contraer créditos. Por el contrario, las subvenciones sí que se gastan todas. De ahí que en realidad estos Presupuestos entrañen un nuevo recorte a la I+D sobre los ajustes ya realizados en años anteriores.
De hecho, los gastos de personal en I+D se reducen un 0,6% hasta los 584 millones; el capítulo de bienes y servicios desciende un 2,4% hasta los 245 millones; las transferencias corrientes disminuyen un 9,9% hasta los 257 millones; la inversiones reales caen un 7,8% y tocan los 303 millones, y las transferencias de capital bajan un 0,6%. En definitiva, salvo los préstamos prácticamente se recorta todo. El presupuesto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el principal organismo de investigación pública de España, también retrocede un 0,9% y se sitúa en los 624 millones. Y ello a pesar del objetivo marcado por Bruselas de invertir en 2020 el 3% del PIB europeo en I+D, muy lejos de la actual aportación española cifrada en el 1,22% del PIB entre gasto público y privado, según los últimos datos del INE con fecha de 2015.
Por otra parte, justo en un momento en el que la UE se plantea reforzar la defensa común, la inversión en I+D militar se ajusta un 27%, desde los 632 millones hasta los 461 millones.
El Ministerio de Economía ha elaborado, además, una reordenación de los fondos para que la Agencia Estatal de Investigación cuente con un presupuesto propio, una iniciativa planteada desde hace tiempo sobre todo para mejorar la investigación en el ámbito de tecnológico-industrial. Y también se asignan 500 millones de euros a una de las principales reclamaciones de Ciudadanos recogidas en el pacto de investidura con el PP: el establecimiento de una red Cervera de institutos tecnológicos especializados a imagen de la red Fraunhofer, con la intención de fomentar más la colaboración entre la investigación pública y la privada y que estos centros puedan recabar financiación adicional de las empresas.