Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

La UE supera el último obstáculo para aplicar el plan para el fin del ‘roaming’



La Unión Europea ha superado el último escollo para acabar con el roaming, el sobrecoste que soportan los usuarios de móvil cuando lo utilizan en el extranjero. El Parlamento Europeo y el Consejo, que representa a los Estados miembros, cerraron anoche el único capítulo pendiente en la negociación: pactar los precios que se cobrarán las operadoras entre sí por ofrecer este servicio en itinerancia. Tras 10 años de intentos y rebajas parciales, el roaming desaparecerá por completo -salvo para los casos que Bruselas entiende como abusivos- el próximo 15 de junio. Aun así, habrá algunas condiciones de uso: las compañías podrán llegar a cobrar a los usuarios que abusen del sistema con un uso injustificado excesivo desde fuera de su país de residencia habitual.
Los precios mayoristas serán, en adelante, un 90% inferiores a los actuales, según ha informado este miércoles el Consejo Europeo. Consensuarlos ha sido una importante batalla porque la situación es muy desigual en Europa. Los países con mayor presencia de turistas en sus fronteras (entre ellos España) abogaban por unas tarifas elevadas que permitieran a las operadoras hacer frente al sobrecoste que supone dar servicio a ese volumen de visitantes. El punto de equilibrio logrado disgusta a España, según las fuentes consultadas, que auguran una subida de los precios al cliente final para que a las operadoras no les cueste dinero amoldarse a estas tarifas. Lo acordado no les permite cubrir el coste de prestación de servicios, argumentan fuentes diplomáticas.
El resultado de la negociación satisface más a los Estados del norte, que presionaban para obtener topes mayoristas bajos que hicieran posible mantener ofertas competitivas para sus clientes. Ahora, el tope máximo para datos bajará de los actuales 50 euros por giga a 7,7 euros. A partir de ahí, se abaratará por etapas, hasta llegar a un mínimo de 2,5 euros por giga en el año 2022. En llamadas, el precio mayorista desciende de entrada de 0,05 euros el minuto a 0,032. Para mensajes, se pasa de 0,02 a 0,01 euros.
“La decisión de hoy es el último paso en un proceso que empezó hace 10 años. Desde el verano, los ciudadanos podrán, viajen donde viajen en Europa, hacer llamadas, enviar textos, navegar y estar conectados”, ha celebrado Emmanuel Mallia, el ministro de Competitividad de Malta, país que ejerce este semestre la presidencia rotatoria de la UE.
El acuerdo informal aún debe ser ratificado por el Parlamento y el Consejo Europeo, pero la negociación de contenido ya ha finalizado. Desde el 15 de junio, se eliminarán los sobrecostes asociados al uso del móvil en el espacio de la UE. Las compañías sí podrán pedir explicaciones -y penalizar- los usos que considere abusivos. Es decir, los que impliquen la utilización de manera estructural de una tarjeta SIM estonia en Suecia (porque el servicio es más barato). Pero el uso para viajes, para estancias largas en el extranjero (como los Erasmus) o para trabajadores transfronterizos (que trabajan en un Estado pero viven en otro) será gratuito.
Para adaptar las tarifas a eventuales cambios en el mercado, la Comisión Europea deberá evaluar su funcionamiento cada dos años y proponer otras nuevas si fuera necesario. La primera evaluación llegará en diciembre de 2019.