Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

El BBVA gana 3.475 millones en 2016, un 31,5% más, gracias a México y Turquía



El BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.475 millones de euros en 2016, un 31,5% más que el año anterior y la cifra más alta desde 2010. El resultado se debe a la fuerza de las filiales en países emergentes, sobre todo Turquía y México, que elevan los ingresos y los beneficios con fuerza, pese a que sus divisas se han depreciado frente al euro. Sin el efecto del tipo de cambio, el beneficio hubiera crecido un 61,2% en 2016.
El BBVA banco ganó en México 1.980 millones, un 11% más, mientras que en Turquía obtuvo 599 millones, con una subida del 40,5%. En América del Sur, la entidad presidida por Francisco González tuvo un beneficio de 771 millones, un 1,1% más.
En cambio, en España logró 316 millones, lo que supone una caída del 46% por la provisión de las cláusulas suelo. Sin esta dotación, el resultado subiría un 22%. La actividad inmobiliaria en España sigue siendo un problema para el banco. Aunque redujo su exposición neta a este sector en un 16,8% en el año, hasta situarse en 10.307 millones a cierre de diciembre, tuvo unas pérdidas de 595 millones, un 20% más que en 2015, cuando los números rojos fueron de 496 millones.
Otra división que no termina de despegar es Estados Unidos, donde el BBVA obtuvo 459 millones de euros, un 11,5% menos.
Francisco González, presidente de BBVA, valora los resultados en un vídeo difundido por el banco.
La entidad destaca la evolución de los ingresos recurrentes, debida a la moderación de los gastos y a la disminución de los saneamientos, según ha informado hoy a la CNMV.
En la comparativa de los resultados de 2016, el BBVA se ha beneficiado de los problemas que tuvo en 2015, cuando realizó un saneamiento contable de 1.109 millones por las pérdidas en su participación en el banco CNBC de China. En 2015 también tuvo ingresos contables por el fondo de comercio obtenido con la adquisición de Catalunya Banc. Así, en términos homogéneos, si se excluyen los efectos de estas operaciones corporativas, en 2016 el resultado es un 7,4% inferior al del ejercicio anterior, como admite la entidad.
Dividendo 100% en metálico
El BBVA ha anunciado que repartirá en dividendos entre el 35% y el 40% del beneficio, "con una remuneración 100% en efectivo" por primera vez en los últimos años. Hasta ahora ofrecía una parte en acciones y otra en metálico. La entidad propone realizar un último dividendo opción, que se pagaría en abril de 2017 y sería de una cuantía aproximada de 13 céntimos de euro por acción, siempre y cuando lo aprueben la junta general de accionistas y el consejo de administración.
En adelante, el dividendo se realizaría mediante dos pagos por año, tentativamente en octubre del año en curso y en abril del siguiente año. El Banco Central Europeo (BCE) ha pedido a las entidades que repartan sus dividendos en efectivo para evitar realizar continuas ampliaciones de capital. El ratio de capital de máxima calidad, CET 1 fully loaded, está en el 10,9%, con una generación de 58 puntos básicos en el ejercicio.
A diciembre de 2016, BBVA tiene 18,4 millones de clientes que se relacionan con el banco por canales digitales (un 20% más que en diciembre de 2015), según la entidad. "De estos, los clientes que interactúan a través del móvil suman 12,4 millones, lo que supone un 38% interanual más", continúa el banco.
Continuando con la transformación digital, uno de los objetivos de González desde hace décadas, la nota afirma que se han incrementado "las ventas digitales en todas las franquicias. España y Estados Unidos son las geografías donde esta tendencia ha sido más evidente en 2016. En España, el porcentaje de transacciones que se realizaron por canales digitales fue del 17,1% en 2016, frente al 8,4% en 2015. En Estados Unidos, el porcentaje pasó del 9,3% en 2015 al 19,9% en 2016".
En un vídeo difundido por el BBVA, González manifiesta los logros de 2016 y recuerda que han tomado participaciones "en muchas startups en todo el mundo" y han conseguido "hacer una mezcla entre especialistas bancarios y especialistas digitales", con lo que han creado "una nueva raza de profesionales".
Menos morosidad
Regresando a los resultados, en la nota pública del banco se destaca el "dinamismo de la inversión crediticia en las geografías emergentes (especialmente en Turquía y México) y descenso en España (motivado por las carteras de administraciones públicas e hipotecaria), mientras que Estados Unidos continúa con su estrategia de crecimiento selectivo en los segmentos más rentables".
El segundo banco español ha logrado una mejora de la tasa de morosidad, desde el 5,4% de 2015 al 4,9% del año pasado, "gracias a su positiva trayectoria en la práctica totalidad de geografías, especialmente en España".
También logra contener el ratio de eficiencia, que mide lo que gasta la entidad por cada cien euros que ingresa. En los últimos ejercicios había empeorado por las fuertes inversiones, en tecnología entre otros capítulos, y en 2016 está en el 51,9% frente al 52% del ejercicio anterior.