Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

La deuda pública cae en 4.787 millones y se sitúa en el 99,4% del PIB


Todavía queda el mes de diciembre. Pero según los datos publicados este martes por el Banco de España, el Gobierno ha conseguido por segundo mes consecutivo una reducción de los pasivos que soporta el Estado. En noviembre, la deuda pública cayó en 4.787 millones de euros y queda por debajo de la simbólica cifra del 100% del PIB.
Si se compara con el PIB de los últimos cuatro trimestres, la deuda se situó en el 99,4% del PIB. Si en cambio se coteja con la última proyección de PIB del Gobierno, entonces la cifra disminuye hasta el 98,3%. En cualquier caso, a un mes del cierre, el dato se coloca en el objetivo de reducción comprometido con Bruselas: el 99,4% del PIB, 0,4 puntos menos que el 99,8% registrado al término de 2015. El crecimiento económico mayor de lo esperado está ayudando a bajar la ratio de endeudamiento.
Aun así, la deuda de las Administraciones Públicas todavía alcanza los 1,098 billones de euros, un 2,5% más que hace un año y una cantidad tan grande que deja a la economía española muy vulnerable ante cualquier turbulencia en los mercados o incluso ante una posible subida de los costes de financiación impulsada por un retorno de la inflación. Sólo en 2016, el BCE ha adquirido 93.000 millones de deuda pública española, el equivalente a la mitad de lo emitido por el Estado el año pasado. Precisamente ese nivel de compras tan ingente explica, en gran medida, los bajísimos tipos de interés a los que se financia el Reino de España, cuyo interés medio bajó en 2016 por primera vez del 3%. En concreto, el tipo medio de la deuda española descendió al 2,8%, con un coste medio de emisión del 0,6%.
Además, esos 26.328 millones en los que aumenta la deuda durante los últimos doce meses parece una cantidad un poco baja si se compara con las previsiones de déficit del Gobierno, que en todo caso superarán los 40.000 millones de euros. Así que muy probablemente haya un aumento de los compromisos financieros en el último mes que podría hacer descarrilar la consecución de la meta. De hecho, la Autoridad Independiente de Responsabilidad discrepa del Gobierno y estima que la deuda sobre PIB acabará el año en el 99,9% y, por tanto, volverá a repuntar.
Dicho esto, la evolución de la deuda apunta que el déficit bien podría acabar el año algo por debajo del 4,6% fijado por Bruselas tras haber relajado en verano el objetivo desde el 2,8% exigido inicialmente.