Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Agricultura no perseguirá la venta a pérdidas en los supermercados



El Ministerio de Agricultura no perseguirá ni sancionará en el futuro las prácticas de la gran distribución que supongan la venta a pérdidas en los productos alimentarios, en contra de las peticiones hechas desde las organizaciones agrarias COAG y UPA.
Ambas formaciones reclaman que ese tipo de actuaciones sean consideradas como prácticas comerciales abusivas y que esa figura fuera incorporada a la actual Ley de la Cadena Alimentaria. Agricultura no ve necesario modificar esa Ley para asumir nuevas competencias, que ahora están en manos de las comunidades autónomas.
Para Isabel García Tejerina, la Ley de la Cadena Alimentaria ha marcado un antes y un después en la relaciones entre todos los miembros que forman parte de la comercialización de un producto agrario y alimentario desde que sale del campo o la industria hasta los lineales de la gran distribución.
La ministra entiende que esa norma tiene muy definidas sus competencias, como son la exigencia de contratos en todas las operaciones de compra-venta, su modificación unilateral, el cumplimiento de los plazos de pago o los cobros de pagos complementarios. "Sin embargo", señala la ministra, "las actuaciones sobre la venta a pérdidas ya están claramente definidas en otras disposiciones, como la Ley de Comercio Minorista, según la cual las competencias se hallan en manos de las comunidades autónomas, y lo importante es que las ejerzan. Nuestro trabajo es detectar o recibir denuncias sobre esas situaciones y nos debemos limitar a remitir esos expedientes a la mismas”.
En medios agrarios se valora muy positivamente la implantación de la Ley de la Cadena Alimentaria, pero se coincide en señalar que la norma no aborda el problema más grave que sufre el sector agrario y en muchos casos también las propias industrias. Hay que tener en cuenta que una tercera parte de las denuncias recibidas en la Agencia para la Información y el Control de la Cadena Alimentaria corresponden a ventas a pérdidas, con graves efectos sobre los precios en origen.
En esta línea, UPA y COAG reclaman que se incorpore la venta a pérdidas como una práctica comercial abusiva sancionable o que se prohíban las campañas de promoción basadas en regalos de alimentos básicos, como leche o aceite, induciendo a error a los consumidores sobre el valor y la calidad de esos productos. Desde UPA se considera que se deben modificar los criterios sobre la venta a pérdidas que actualmente solo la prohíben cuando afecta a la fase final de la cadena, pero no al resto de la misma, además de contener una serie de excepciones que en la práctica suponen luz verde para este tipo de prácticas.
La última denuncia en esta dirección la hizo hace escasas fechas la organización agraria Unión de Uniones por la venta de leche a 0,55 euros en el grupo Unide.