Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Abengoa propondrá en la junta unificar sus acciones de tipo A y B



La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido durante una hora este viernes la cotización bursátil de las acciones de Abengoa después de que la empresa haya convocado formalmente la junta de accionistas que deberá aprobar su reestructuración. La junta tendrá lugar el próximo 22 de noviembre y en ella la compañía sevillana debe nombrar un nuevo consejo de administración y propondrá a los accionistas unificar los dos tipos de acciones que actualmente tiene en el mercado. Precisamente, Abengoa ha comunicado las condiciones en las que sus acciones de tipo A y B se convertirán en los nuevos títulos.
En concreto, la junta de accionistas abordará la unificación de las acciones A y B en una única clase. Según la ecuación de canje aprobada, cada acción de clase B (las que cotizaban en el Ibex 35) emitida y en circulación dará derecho a recibir un título perteneciente a la nueva clase de acciones ordinarias. Asimismo, cada 1.000 acciones de clase A (preferentes, con mayor derecho de voto) emitidas y en circulación darán derecho a recibir 1.915 títulos de la nueva clase de acciones ordinarias.
La CNMV ha suspendido hasta las 10 de la mañana la cotización de ambos valores. Tras la suspensión, las acciones de tipo A han caído hasta un mínimo de 0,492 euros, aunque han ido recuperándose hasta situarse en torno a 0,54 euros, una caída superior al 5% respecto al cierre del jueves (0,569 euros). Por su parte, las de tipo B cotizan alrededor de 0,223 euros, una subida del 3,7% respecto al último cierre (0,215 euros). Según la ecuación de canje, los tenedores de acciones A salen beneficiados, ya que por cada 1.000 euros en títulos, que actualmente serían 1.750 acciones A, recibirán 3.364 acciones nuevas, mientras que los 1.000 euros invertidos en las acciones B se quedarán en 465 nuevos títulos. No obstante, los tenedores de acciones A perderán los privilegios políticos de los que ahora gozan.
Además, la junta de accionistas servirá para sentar las bases de la mayor reestructuración industrial en España y supondrá la refundación de la compañía. Entre otras, en la junta se propondrá un nuevo consejo de administración de siete miembros, seis de ellos independientes, y un presidente ejecutivo que han sido seleccionados por una consultora independiente. Como presidente, será propuesto Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, y como consejeros, Manuel Castro Aladro, José Luis del Valle Doblado, José Wahnon Levy, Ramón Sotomayor Jáuregui, Javier Targhetta Roza y Pilar Cavero Mestre.
La reestructuración de la empresa supondrá también un cataclismo en la estructura accionarial. Las entidades y fondos que aportan dinero para reflotar la empresa se quedarán con el 95% del grupo. El otro 5% quedará en manos de los actuales accionistas, entre ellos la familia Benjumea, que puso en marcha la empresa hace en los años 40. De este 5%, los Benjumea y sus socios en Inversión Corporativa tendrán apenas el 1,4%, según la ecuación de canje.
Abengoa entró el año pasado en preconcurso de acreedores asfixiada por una enorme deuda de más de 8.000 millones debida al crecimiento desenfrenado de los últimos años y a los cambios regulatorios en el campo de las energías renovables por el Gobierno del PP.