Noticias Económicas Marbella
Una fuente indispensable de información a su servicio

Las familias elevan con fuerza el gasto, sobre todo en bares y viajes



Los españoles gastan más. En especial en alimentación, bares y hoteles. El Banco de España y otras instituciones ya avisaron de que es el consumo lo que está tirando de la economía y ayuda a impulsar el PIB. Y la encuesta anual de presupuestos familiares de 2015, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo corrobora: el gasto medio por hogar fue de 27.420 euros, 382 euros más que en 2014 (una subida del 1,4%). Si se resta el efecto de la inflación, el presupuesto fue de 24.091 euros, lo que supone un aumento un 2,2%.
El año pasado los gastos de los españoles despertaron con la primera subida desde 2008, pero solo en términos reales, es decir, descontando la inflación. Este año registran un fuerte aumento incluso sin tener en cuenta que los precios están bajando.
La partida que más crece es la destinada a comer y cenar fuera. Tras una larga travesía por la crisis, las familias comienzan a soltarse un poco el cinturón y destaca sobre todo el desembolso en hoteles, cafés y restaurantes. En estos establecimientos el gasto se incrementó un 9,1% con respecto a 2014. "Este comportamiento se debió a que los hogares aumentaron su gasto en comidas y bebidas fuera del hogar en 207euros (un 9,6%)", confirma el INE.
También destaca la partida de ocio, espectáculos y cultura, con una variación del 3,9% (60 euros anuales más), motivada por el aumento del gasto en vacaciones todo incluido (del 6,8%) y en artículos y equipamientos recreativos (del 6,0%).
En buena medida ayudó a destinar más dinero a cuestiones de ocio el hecho de que los servicios básico e imprescindibles se abarataran el año pasado: la bajada de la gasolina y, en general, de todos los productos energéticos, permitió destinar menos a estos capítulos y dejó más margen en los presupuestos. Así, por ejemplo, al uso de vehículos privados se destinan 126 euros menos al año y al transporte en general, 7 euros menos. La electricidad, gas y otros combustibles bajan 7 euros al año de media, frente a las subidas constantes años atrás.
¿A qué dedican las familias su presupuesto?
Las visitas a bares y restaurantes crecen. También los viajes. Pero en realidad, no son ni de lejos las partidas a las que los españoles más destinan. En realidad, la vivienda se come el 30,4% del presupuesto de las casas, es decir, 7.345 euros al año. A esta partida le siguen la alimentación, con 3.531 euros al año (el 14,7% del total) y los transportes, con 2.676 euros al año (el 11,1% del total del presupuesto).
El tipo de familia influye mucho en la estructura de sus gastos. Los jubilados gastan sobre todo en su casa y en salud. Las parejas con niños pequeños son las que más destinan a educación.
Por ejemplo, en el caso de las actividades de ocio y restauración, influye desde la edad y el tipo de familia al nivel cultural. Así, los hogares que gastan en los bares son los formados por una persona sola o una pareja sin hijos, donde se destina a hoteles, cafés y restaurantes el 11,3% del presupuesto, frente a la media del 9,3%. Le siguen los hogares con hijos menores de 16 años (gastan un 10,2% de su presupuesto). Los formados por mayores de 65 años, en cambio, solo desembolsan el 5,3% de sus ingresos. Y si lo que se tiene en cuenta es el nivel de estudios, en las casas donde quien aporta el sueldo principal tiene educación superior dedican un 6,9% a ocio y espectáculos, frente al 5,1% de los hogares con un sustentador sin formación avanzada.
La crisis, el gran punto de inflexión
El INE hace un repaso de los cambios en los gastos de las familias durante los últimos años. La crisis es el gran punto de inflexión, y modificó profundamente los presupuestos y las prioridades de los españoles a la hora de desembolsar su salario.
"Desde el comienzo de la encuesta, en 2006, el gasto medio por hogar aumentó hasta alcanzar su máximo valor en 2008. Desde entonces el gasto se fue reduciendo de forma paulatina hasta 2014. En 2015 el gasto vuelve a crecer, y alcanza su mayor nivel de los últimos tres años. Pese a este cambio de tendencia, la disminución del gasto medio por hogar entre 2006 y 2015 ha estado en torno a los 2.795 euros, lo que supone una bajada del 9,3%", recuerda.
En términos constantes del año 2006 (sin tener en cuenta la inflación), el año 2015 "confirma la tendencia creciente del gasto medio iniciada en 2014", señala el organismo de estadística. Atendiendo a la estructura de gasto, vivienda, agua, electricidad y combustibles es el grupo que más ha aumentado su peso desde 2006 (pasando del 24,9% al 31,8% del total). Por el contrario, según señala el INE, transportes es el grupo donde los hogares más han reducido la proporción de su gasto (del 14,8% del total en 2006 al 11,5% en 2015).